sábado, diciembre 12, 2009

Verdades, mentiras y otros inventos

1. José Luis Cuerda y el absurdo.

Aún no había terminado el fin del mundo y empezaba ya la resurrección de la carne. Mi hijo Herminio fue uno de los primeros en incorporarse a dicho fenómeno.
[...]
-¿Qué pasa, no sabes estarte muerto? ¡Venga, métete otra vez! No me calientes Herminio y métete a la tumba.
-¿Pero no te alegra verme vivo, padre?


Total (1985), de José Luis Cuerda



2. Estadísticas inventadas (o no)

Cuando se canta el cumpleaños feliz, hay una parte en la que aproximadamente el 50% de los presentes canta "te deseeeeeeamos todoooooos..." mientras la otra mitad canta "te deseeeeeeamos Fulanitoooooo..."



3. Mentiras a tres cuartos

Resulta que hay tantos, tantos turcos en Alemania, que todos los jueves se reunen para comer (es un decir) en el donner kebab. Es por eso que en alemán jueves se dice Donnerstag, es decir, el día del kebab.



4. Juntos (pero no revueltos)

Ya lo decía la canción: Juntos, un día entre dos, parece mucho más que un día. Es una canción para optimistas. En su versión pesimista, juntos, un día entre dos, parece un coñazo. Y siempre queda una tercera vía, la de los que ni sienten ni padecen, fríos como témpanos, y que siempre dirán que juntos, un día entre dos, equivale a cero coma cinco.



5. Chiste friki del mes (si no lo entiendes eres del 99% de la población)

¿Sabéis por qué a Serrat le llaman el integrador? Porque pierde 20 decibelios por década...



6. Historias de barrio

Vive en la periferia, suele andar vagando sin rumbo fijo y le llaman Pelícano. Aún no tengo claro si por el pelo blanco o por ese piquito que se gasta...



7. Grandes (nunca mejor dicho) inventos de la Humanidad: El vibrador.

El médico británico Joseph Mortimer Granville lo ideó en 1880 para combatir lo que en la época victoriana se conocía como histeria femenina, una dolencia habitual en la época. Se le diagnosticaba a cualquier mujer con síntomas como irritabilidad o pérdida de apetito. La terapia consistía en un masaje pélvico con el vibrador hasta llegar al "paroxismo histérico", es decir, al orgasmo.



8. ¿Benditos bastardos?


Este es Julio Cortázar, nacido en 1914, escritor y primer exponente de una generación de artistas de diversa índole.




Este es Ray Liotta, nacido en 1954, actor y a su vez hijo ilegítimo de Julio Cortázar.




Y este último es Ismael Serrano, nacido en 1974, cantautor y a su vez hijo de Ray Liotta y nieto de Julio Cortázar.



O no.

6 comentarios:

Jove Kovic dijo...

Me quedo con la especulación sobre los hijos de Cortázar, más que nada por lo bien que me cae Ray Liotta. No puedo decir lo mismo del señor Serrano.
¡ Viva Cuerda!

Alís dijo...

Interesantes píldoras. Me hiciste sonreír, aunque no con el chiste del número 5 que, efectivamente, no entendí. (Soy tan corta como el 99% de la población, un consuelo... de tontos).
Ah, y visto lo visto, abogo por que la Seguridad Social financie los vibradores. Siempre os quejáis de nuestro carácter y eso podría ayudar.
Un beso, señor Joyce

blackholesinmymind dijo...

yo entendí el chiste. Soy un poco integrador, siempre estoy atenuando.

PID forever!

Belén dijo...

Pues casi me creo lo de el hijo bastardo de Cortázar jajajajaja

Que inocente soy ;)

Besicos

Maria Coca dijo...

Buenas píldoras para empezar la semana. Sobre los bastardos... un aire tienen, sin duda alguna...

Besos desde mi orilla, James.

Kim Basinguer dijo...

jajaja muy bueno lo de la familia Cortázar.