viernes, abril 24, 2009

Cuando Harry cruzó el alambre

Cuando Harry encontró Sally... quería follársela. Nada más. Lo del amor, o como se llame, surgió luego. Cuando Sally fue encontrada por Harry, no quería de él ni eso. Una hora y media, y varias relaciones después, la historia había cambiado en las pantallas. 20 años después y fuera de las pantallas, puede que las cosas hayan cambiado, o no.

...

Hay dos tipos de personas. Las que ante la pregunta “¿Cuál es tu cita favorita?” responden con alguna frase graciosa y/o inteligente; y las que dicen cosas del tipo “ay, pues no sé, con flores y velitas y eso…”

...

Yo normalmente no espero que me respondan con una frase antológica, fina, de esas que dan que pensar. La gente que responde con citas, suele aportar aquellas tan habituales como "El corazón tiene razones que la razón no entiende" y similares. Ante eso, creo que prefiero que me hablen de citas de las otras. Pero con algo original. Hay quien moriría de amor viendo un amanecer en la playa (sigue sin ser muy original, pero pinta bien) o mirando el cielo de una noche estrellada. Pero hay quien prefiere perderse sin rumbo, acampar en la nada, o simplemente saltar y cantar. La felicidad es relativa. Que te sorprendan es genial.

...

El paraíso estaba en la otra esquina. Al lado de casa. Pero Harry y Sally ni se plantearon que lo pudieran encontrar allí. Rebuscaron por muchos otros rincones. Es la naturaleza humana. Si es demasiado fácil, si es tan sencillo de encontrar, en la esquina de casa, tendremos que desconfiar. Algo raro pasa.

...

Nunca me han acabado de gustar las películas de Meg Ryan. Aun así, he visto unas cuantas. No recuerdo por qué. Cuando Harry encontró a Sally es la que más me gustó de todas. Billy Cristal también contribuyó. Y el trasfondo tan típicamente ochentero. Y cómo no, el famoso fingido orgasmo en aquella cafetería, tan imitado posteriormente.

...

He aquí el argumento de la película:

Estando en la universidad, Harry Burns (Billy Cristal) y Sally Albright (Meg Ryan) se conocen fortuitamente cuando ella se ofrece para llevarle en su coche en un viaje, entablando ambos una conversación sobre la amistad entre personas de diferente sexo. La charla acaba en discusión, pero entre ellos nace algo "especial". Así pasan los años, convertidos en un hombre y una mujer que se han pasado mucho tiempo intentando averiguar cómo seguir siendo amigos. Sin embargo, Harry tiene una firme creencia: que dos personas de sexo opuesto no pueden ser simplemente amigos; la relación siempre acaba en la cama o en el altar.

Les suena familiar?

...

Apuesto a que casi el 100% de los hombres que ha leído el argumento, ha pensado "espero que sea en la cama". Lo del casi es para los que ya iban a decir "pues yo no".

...

Hay dos tipos de personas. No pienses que estás teniendo un déjà vu, es cosa mía, que ya he escrito esto hace un rato. Como decía, hay dos tipos de personas: los que caminan por la vida constantemente acolchados, rodeados de escudos, airbags, y una barrera contra los sentimientos; y por otra parte están los kamikazes (enamorados), los que caminan por un alambre sin red. En esto no sé si hay distinción por sexos, pero creo que no.

...

Decía John Lennon que "la vida es aquello que sucede mientras hacemos otros planes". O algo así. Esta frase todavía no está muy usada como cita favorita (lo digo por si alguien se la quiere agenciar). Mientras caminas por el alambre buscando aquello que hay al otro lado, puedes encontrarte de todo. Puede gustarte o no. Hay quien se para, hay quien continúa. Algunos caen y lo vuelven a intentar, otros cambian de alambre y de camino. El caso de Harry y Sally es un tanto peculiar: sus caminos se cruzan cuando ambos ya no saben ni en qué alambre quieren caminar.

...

Recientemente han estrenado un documental que me gustaría ver en el cine, mejor si es con alguna Sally a mi vera, sobre un hombre que en 1974 caminó entre las torres gemelas de Nueva York, sobre un alambre. Al llegar fue detenido por la policía. Para algunos aquello fue considerado el crimen artístico del siglo. Se titula "Man on wire".

...

Creo que de este post surgen unas cuantas preguntas. Me pondría a escribirlas, pero mejor os lo dejo a vosotros. Que cada uno se pregunte y se responda lo que más desasosiego le cause. Y no seáis avaros con los pensamientos, que por el mismo precio los podéis plasmar en comentarios. Yo me voy, me despido hasta el próximo post. Al fin y al cabo yo sólo venía a hablar un rato de cine.



Hasta pronto!