martes, septiembre 25, 2007

Por partes

Como dijo Jack el Destripador, vayamos por partes.


UNO

La prueba de que no soy normal no es una sola. Son muchas, cada dos por tres. El otro día fui al Hipercor y compré catorce botellas de OKEY, de 750 mililitros. Las doce que había de vainilla y un par de chocolate, por variar un poco. Además, me pasé por la sección de cervezas para comprar una que hace tiempo que quiero probar: Chimay Azul (por cierto, bastante buena pese a ser oscura). Así que aparecí en la caja con un carro lleno con catorce botellas de OKEY y dos cervezas. La cajera y la clienta que había delante, os lo puedo asegurar, me miraron como a un bicho raro. Lo que no sé si saben es que los niños beben batidos y los borrachos beben cerveza, y yo en el fondo soy un niño borracho. O no.

Otra prueba de que no soy normal, o mejor dicho, común, la encontramos en la música. Escucho música de mucho estilos, pero las pocas veces que pongo música a todo trapo suele ser para escuchar a Wagner (y que me den ganas de invadir Polonia), la Novena de Beethoven o el Danubio Azul. Eso, y algún que otro disco de rock. Sin embargo, si caminas por mi barrio y oyes música desde cualquier casa, suele ser de Bisbal o de Camela en la mayoría de los casos. Espero que alguno de vosotros me diga que está más cerca de Beethoven que de Bisbal.


DOS

Supongamos que tengo unos doscientos números almacenados en mi teléfono móvil. Supongamos que soy un despiste y se me olvida bloquearlo antes de meterlo en el bolsillo del pantalón. Supongamos que se producen llamadas a tres números distintos por no haberlo bloqueado. ¿Cuál es la probabilidad de que entre esas tres personas se encuentre mi mejor amigo, y sobre todo, que se encuentre una ex-novia? Pues... esas cosas me pasan.

Hace poco conté uno de los mayores bulos que se inventaron sobre mí. Aquí viene el segundo. Cuando yo salía con dicha ex-novia, un compañero que tuve en clase un par de años antes, cuando se enteró, le contó a la madre de ella (que era quien le cortaba el pelo) que él a mí me había pegado una paliza (quizás, ¿envidia de que ella nunca se fijó en él, barrilete y chaparro?). Ya el simple hecho de presumir de pegarle a alguien no dice nada bueno de una persona, pero es que además... ¡era mentira! Él era un chulito de palabra, pero como muchos otros, sólo de palabra. Aunque de un descerebrado como ese no se puede esperar más. Cuando íbamos juntos a clase nos preguntaba a mi mejor amigo y a mí si nunca nos habíamos pegado. Nosotros dos, que somos gente civilizada, le dijimos que no. Y él trataba de convencernos de que eso era lo normal, alegando que se pegaba con mucha gente que luego eran sus amigos.

Luego dicen, una parejita de amigos míos y fieles lectores, que tiro a dar. Pero es que... ¿acaso no se lo merecen piltrafillas como ese?


TRES

Todo esto del teléfono pasó en la misma noche en que salí con un par de amigos a jugar al billar. Aprovecho las partidas en las que no juego para continuar mis experimentos sociológicos. Las conclusiones son interesantes. De las otras cinco mesas ocupadas, me dedicaré a hablar de dos. En una de ellas, una choni vestida toda de rosa (eso sí, en diferentes tonalidades) se dedica a hacer la pava con su novio (un choni en versión masculina), ya que ninguno de los dos tiene la más mínima idea de jugar al billar. Además, ella es de esas que llevan los pantalones considerablemente más largos de lo normal, para barrer toda la mierda del suelo.

En la mesa de al lado, aparecen dos parejas de veintimuchos rozando los treintaypocos años. Ellas dos, medianamente bien vestidas. De ellos, uno con pantalón de pinzas, camisa y zapatos negros impolutos. Bien afeitado y peinado, y con un pendiente discreto en la oreja. El otro, con camiseta de tirantes, pantalón de chandal, zapatillas sucias y barba descuidada de varios días. No sé si entre ellos se dan cuenta, pero me parece que desentonan. Además, juegan al billar bastante mal.

Donde antes teníamos a la parejita de chonis, ahora aparecen seis chicas, todas ellas ideales de la muerte, arregladísimas. Un poco raro que aparezcan sin ningún maromo detrás. No paran de reírse y decirse cosas así como "jo tía, jijiji". Ninguna de ellas sabe jugar, y alguna incluso no duda en subirse por completo a la mesa para tirar, pareciendo aquello una violación a la inocente mesa de billar (o una escena de El bar Coyote). Su mayor interés es pasear el culo (todo hay que decirlo, la mayoría lo tienen bien puesto) y me imagino que cazar un hombre, hasta que veo que aparecen cinco tíos. Sus respectivos novios o los que intentarán cepillárselas esa noche. Mascachapas es la palabra que mejor les define.

Conclusión: muchas personas juegan al billar sin saber (hasta aquí, normal, nadie nace enseñado), pero algunas no tienen ningún interés en aprender y su única finalidad es lucir tipo.


CUATRO

La noche anterior se produce una curiosa casualidad. En el coche, mientras un amigo me habla de ella, por la cual esperó meses pese a que a priori lo tenía complicado, en la radio suena Lento, de Julieta Venegas:

Ser delicado y esperar,
dame tiempo para darte
todo lo que tengo…

Lo más curioso es que ahora las tornas han cambiado. Es él quien (sus razones tendrá) la hace esperar a ella.

La línea que separa tontear de hacer el tonto, es en ocasiones bastante fina. Y no, no lo digo por él. En este caso es autocrítica. Colleja para mí.



CINCO

Respecto a un post de semanas anteriores, un amigo me preguntó: ¿ella es quien yo creo que es? Ella, o él, o A, B o C, puede ser cualquiera. Pocas veces doy nombres, pero hablo de muchas personas. Ella es una palabra que me sirve de comodín. Aun así, no está mal que mi amigo preguntara. En general creo que las personas deberían hacer más preguntas. ¿Por qué tanto corte? ¿Por qué tanto miedo a preguntar las cosas que queremos saber? No hay preguntas indiscretas, sino respuestas indiscretas. Y si se toca un tema del que uno no quiere responder (en mi caso, con la gente que conozco al menos un poco, casi no hay temas que me incomoden), simplemente se declina amablemente la posibilidad de responder. Sin rodeos ni excusas, sin evitar el tema dando largas. Basta con decir que uno prefiere no responder.


SEIS

Aplicar "un clavo quita a otro clavo" me parece que demuestra debilidad y necesidad. Aun así, para los débiles es una buena opción. (esta para mi amigo, el de CINCO, sobre temas que reflexiona)


SIETE

Volviendo al tema de las barbas, del que hablé hace un par de semanas, el otro día me fijé en una cosa. Media selección de baloncesto (nuestros chicos de oro, o más bien de plata) lleva barba. ¿Se estará poniendo de moda? Esa sería una buena razón para afeitarme. Los hermanos Gasol, Garbajosa, Navarro, Rudy y Cabezas, si no recuerdo mal, llevaban barba el día de la final contra los rusos.


OCHO

En el fútbol a veces hay valores por encima de los propios futbolísticos. El sábado Messi resuelve el partido del Barça con dos goles. Esa noche todos los barcelonistas ven al Messias como un héroe, pero él lo primero que hace al marcar es dedicarle el gol a Ronaldinho. Eso sólo hace que engrandecerle un poco más.


NUEVE

Discrepar con argumentos razonables es una de las mejores cosas que se pueden hacer. Es propio de personas inteligentes, o al menos reflexivas. En ocasiones hace replantearse ciertos temas al interlocutor, y algunas veces observarlo desde diferentes puntos de vista. Abre la mente, lo cual siempre viene bien. Todo esto viene a cuento porque ciertas personas parece que piensan que opinar diferente puede causar crispación, e intentan siempre alcanzar un acuerdo en los debates o discusiones. No sé si me explico...


DIEZ

Ya va siendo hora de empezar a hacer una lista de musas del blog. Apuesto a que la mayoría vais a discrepar, ya que muchas de las que ponga no serán supermujeres al estilo Jessica Alba de esas que tanto gustan entre los hombres. Eso no quiere decir que no me gusten esas supermujeres, pero las que más me inspiran no siempre son así. También hay algunas que lo tienen todo: son de las que quitan el hipo y además me inspiran.
Empezaré por poner (aquí a vuestra derecha, en una nueva sección) algunas de las que ya he hablado, como Elena Anaya o Marta Reyero. Y esta semana añado a Vanessa Cano, que es una actriz valenciana no muy conocida a nivel nacional (o eso creo), pero que aquí nos hace reír en un programa que se llama Autoindefinits.






ONCE

Siguiendo con las fotos, aquí va una de un examen real en mi querida escuela de ingenieros. No tienen bastante con pasarse un huevo en lo que preguntan, que además son unos vacilones.






DOCE

El doce lo he borrado.

TRECE (DOCE + UNO, para los supersticiosos)

Ayer hice ajoaceite después de mucho tiempo. Aprendí a hacer ajoaceite desde el momento en que me tocaron las fibras sensibles. Me explico. Dicen en mi pueblo que los hombres que se precien de serlo deben saber hacer ajoaceite. La coña de todo esto está en la forma de hacerlo. Quien lo haya hecho o haya visto hacerlo, sabrá que el movimiento para que se ate (es decir, para que se solidifique) es parecido a otro con el que todo adolescente debe de estar familiarizado. Dicho esto, cabe añadir que una mujer que sepa hacer ajoaceite, suma puntos en ese aspecto, jajaja.
Y vosotros, ¿sabéis hacer ajoaceite?

40 comentarios:

Gris_oscuro dijo...

Pues a mi el doce me ha gustado mucho :) no, en serio, me gusta esto de que utilices el "ella" como comodin, es una buena idea, porque hay gente que ocupa ese lugar en nuestras vidas, siempre hay un "el" o un "ella" que dificilmente podrian ser otra persona, aunque a veces lo acaben siendo..en fin, tu ya me entiendes..
Besotes desde este lado de la pantalla,
Gris

James Joyce dijo...

Sí, pero no...

Precisamente busco lo contrario. Incluir en "él" y "ella" a todas las personas. Cada vez que digo "ella" puede ser una persona diferente, aunque en ocasiones se repitan.

Te ha dado tiempo a ver el 12? Lo he borrado porque la única finalidad era conseguir una foto en el perfil... pero no me ha funcionado. Otro día lo intentaré.

Besotes grises

blackholesinmymind dijo...

Entre motos y carreras nos van a volver locos, serán hijos de puta(el comentario despectivo en contra de estos catedraticos corre a cuenta sola y exclusivamente del dueño del blog, el cero se lo pones a él carreras!).

Por cierto, tirar a dar es toda una virtud, soy un experto no?

Jugar al billar es un arte, menos si tienes dos pintas en sangre.

So pervertido, a ver cuando me haces ajoaceite sin movimientos lascivos.

PD:Sin un hueco al cine en el que pueda lanzar mis garras...xD

Un saludo!

James Joyce dijo...

Jajajajaja. Eres único.

Sí, sí, los comentarios despectivos corren a mi cuenta (al fin y al cabo a ti te queda más tiempo para acabar la carrera, y mejor no cargarte de marrones).

Eres todo un experto en tirar a dar, sin duda mejor que yo (aunque ya podrás, entrenas a diario).

Jugar al billar con dos pintas me viene bien si el rival también se las bebe. En igualdad de condiciones alcohólicas, salgo menos perjudicado.

Te invitaré un día a comer y haré ajoaceite, pero será de forma lasciva, eso es inevitable...

Tienes razón, esta semana ha faltado cine. Pero para la semana que viene algo caerá.

Un abrazo!

Sra. Dalloway dijo...

Hola James!

Bonito post(aunque no me gusten los batidos y prefiera a Debussy).

Estoy muy de acuerdo con el punto 5, satisfacer nuestra curiosidad no tendría que estar mal visto.

Hasta otra!

PD: No te quites la barba, anda xD

Paula dijo...

Vamos por orden...y ese chiste ya lo conocía.

1. Quizás seas un niño borracho o sólo un borracho o sólo un niño que queire hacerse asar por borracho. La verdad, no conozco a nadie que se emborrache con 2 cervezas.

De Bisbal conozco una canción. De Beethoven un par más, pero la verdad es que no me gusta rtanto Beethoven, prefiro a Caldara o a Schubert. Son más lúdicos.

2. Conozco gente aún más mitómana.

3. Nunca he jugado billar, creoq ue me aburriría.

4. Pues me parece genial que las cosas hayna cambiado, mientras que no tenga que ser yo la que espere.
Aunque me parece que en esa cancion es el hombre quien debe esperar....creo.

5. Yo soy de las que pregunta y responde siempre que lo juzgue necesario. A pesar de ello, reconozco que hay gente a la que no le gusta que sean asertivos con ellos.

6. Nunca entendí ese refrán.

7. La barba siempre ha sido moda. Todo hombre que conozco que protesta por algo, se ha dejado crecer la barba

9. En general, me gusta dicutir todo lo que sea posible. Eso me ha ganado varios enemigos.

13. (o como queiras decirle) no sé lo que es el ajoaceite.

Muy interesante mi comentario hoy. La mitad de las cosas no sé qué son...lo que es ser extrangero. Camus me lo dijo.

JAL dijo...

Hombre, al hacer ese examen uno sólo se plantea comentar qué ocurre con esa serie en el apartado 3, y es un enunciado bastante típico, no?

Mariano dijo...

Empezaré por el número 13. ¿Movimiento adolescente? Querido James, he de decirte que tengo 37 y podría hacer ajoaceite con una maestría...
¿No sabes que se define la adolescencia como aquella etapa en la que se piensa que la masturbación es algo pasajero?
En cuanto a las musas, me quedo con Elena Anaya. Simplemente impresionante.
Disentir con argumentos y ser capaz de adoptar los argumentos de otros sin nos convencen, reconocer el error, son señas de inteligencia superior poco frecuentadas por este, nuestro planeta, me temo.
Un abrazo zurdo.

Desesperada dijo...

pues vayamos por partes. o por apartados.

1. tú no eres normal, yo tampoco. no compro okey, aunque sí cerveza, pero no escucho a bisbal y sí a beethoven. aunque escucho cosas más raras, te lo aseguro.
2. yo sólo compro teléfonos "de concha" porque el resto olvidaba bloquearlos y me pasaba constantemente eso de las llamaditas. sobre el garruleitor ese que presume en falso de haberte pegado, bastante tiene él con ser tan mamón.
3. no me gusta el billar. pero imagino que es un juego social, mejor ligar en el billar que salir a ligar a secas, imagino, ja ja ja
4. vi a julieta venegas este verano en concierto (no tuve más remedio, era por trabajo). es una tía acojonante. pero su música, aburridísima, al menos para mí.
5. yo pregunto siempre, a veces hasta me siento mal, ja ja ja
6. tonterías.
7. llevan barba porque cuando empiezan ganando no se afeitan, creen que les da suerte, lo contó uno en la tele el otro día.
8. bueno, es tu opinión
9. a mí me encanta discrepar, pero en la blogosfera, a veces, parece que si no das la razón o discutes algo de uno de los que comentan en tu blog eres borde. nunca lo he entendido.
10. muy guapa, sí
11. ahhh
12. borrado
13. ajoaceite? me suena que lo comentaste otro día, no sé qué es. no tenemos futuro como pareja

La interrogación dijo...

¿Y vale también al contrario? ¿Si haces buenas pajas, haces buen ajoaceite? No sé, es una duda que me surge y como a mi SÍ me gusta preguntar, ahí la dejo.
Lo del examen... ¿El profesor también es tan graciosillo?

James Joyce dijo...

Sra. Dalloway, Debussy podría valer perfectamente, como tantos otros. Pero no era plan de ponerse a escribirlos todos. Cuando hago turismo, me traigo recuerdos de distintos tipos. Indistintamente gorras, camisetas o discos, por ejemplo. En Venezia (o fue en París?) compré un disco suyo titulado "Klavierwerke - Works for piano".
Y la barba, de momento, sigue. Es una incógnita hasta cuando.


Paula, lo confieso. No soy un borracho. Pero sería capaz de beberme 14 cervezas.
El billar es un juego de estrategia, con el añadido de que luego hay que llevarlo a la práctica. Es interesante.
¿Y los que no llevan barba es porque no protestan?
Discutir es todo un arte, no dejes de practicarlo.
El ajoaceite es una salsa que se hace agarrando una maza y girando (describiendo un cilindro) para mezclar una serie de ingredientes añadidos a un mortero (mientras se le añade aceite en una cantidad mínima constante). No sé si te he aclarado algo, pero es que es un poco difícil de explicar.
Camus era un sabio, y yo cuando leí El Extranjero empecé a entender el existencialismo, mucho más que antes.


Jal, sí, súper-típico...
Menos mal que ese examen no me ha salido a mí, porque quizás se descojonarían con mis comentarios.


Mariano, a ver, aclaro. Yo no he excluido al resto de hombres. Sólo he hecho especial hincapié en los adolescentes. Pero si uno pierde los conocimientos adquiridos, con la edad debería mejorar... el ajoaceite. Me quedo con esa definición, me ha gustado.
Elena Anaya me gusta mucho más (lo siento por tu definición).
Y sí es verdad eso de que nos cuesta aceptar errores y argumentos, pero creo que es porque somos cerrados de mente por naturaleza. Simplemente con el paso de los años unos tienen mayor capacidad de abrirse y otros menos.

Desesperada, todos escuchamos cosas raras. Yo, para empezar, los golpes y gritos de mis vecinos por el rellano. Algunos están por civilizar. En cuanto a música... también.
El billar quizás haya que utilizarlo para ligar. Con eso de que lo importante es meterla (ja, ja, ja...)
Julieta Venegas, para mi gusto, regular. Un poco sosa.
Yo a veces pregunto mucho y otras no. Según con qué persona trate.
Lo del 8 lo dices porque no estás de acuerdo? Aprovecha para discrepar! Es lo más natural, mientras uno no empiece a descalificar ni a faltar al respeto...
Lo del ajoaceite, tiene su aquel. No dicen que a los hombres se les conquista por el estómago? Pues al final todo va relacionado, jajaja.


Interrogación, así me gusta. Directa al grano. O a la paja, mejor dicho. Como diría alguno de los profesores responsables de ese examen, "el recíproco no siempre se cumple". Esta frase, tan habitual en teoremas de matemáticas, la podemos aplicar por extensión. Suponiendo que hacer bien el ajoaceite implique siempre hacer buenas pajas, eso no nos asegura que al revés también vaya a funcionar. Pero si te consideras una buena especialista, inténtalo. No ampliarás el currículum, pero quizás descubras una nueva habilidad...


Abrazos para todos, y uno zurdo para Mariano.

Kurtz dijo...

Yo también he borrado el comentario que iba a hacer al punto doce. Jajaja.
Qué cabrones los del examen, ¿no?

Claudia, la chef dijo...

Bien! Imprimo y vuelvo. Besos.

James Joyce dijo...

Kurtz, nosotros preferimos llamarles "simpáticos", con ocho kilos de sorna.

Clau, aquí te esperamos. Besos.

Anónimo dijo...

Soy Marta L.

jajajajaja sólo leí el punto 1, porque llego tarde a trabajar... pero me marcho con una sonrisa. ¿No eres norma? Afortunadamente. Yo soy adicta a uno batidos que se llaman "chocosoja" y son de una marca alemana rara, los hay en Hipercor también. Una vez salí con un carrito y 20 bricks de chocosoja. No veas la cara de lacajera.

Otra cosa. Estoy más cerca de Beethoven, pero cuando escucho música a todo volumen, suele ser algo potente para descargar el mal humor, por ejemplo la canción "Beautiful people" de Marilyn Manson.

Muy gracioso el giño a Woody Allen con Wagner y la invasión de Polonia ;)

vitruvia dijo...

Odio los batidos de vainilla pero adoro la cerveza. Las raras son ellas, Joyce, las raras son ellas. Yo tambien escucho de todo, incluido Bisbal, pero no puedo con Camela. Yo suelo ponerme los auriculares porque solo disfruto la música a todo volumen y no me gusta molestar, aunque no sé si lo consigo, porque me encanta cantar mientras la escucho, jajajajaja.
Supongamos que todos los números que necesito conocer estan en mi móvil, y supongamos que se me jode y no puedo accader a ninguno. Esas cosas pasan. ¿El piltrafilla?, no hay mayor desprecio que no dar aprecio.
Ohhhhh!! ¡¡como me gusta jugar al billar!! Y sí, sé, no me queda otra, jajaaj, no tengo tipo.
Bueno, mentí, no escucho de todo, Venegas no me gusta nadita.
Yo no sirvo para preguntar.
Pues esta que te la comente t amigo, jajajaja.
Déjate la barba.
Cuanto más humilde, más grande.
Yo conozco unos cuantos que creen que discrepar es sinónimo de pelear, ainsssss.
¡¡Quien pudiera ser musa!!
Para relajar tensiones, jajajaja. Vete tú a saber si detrás de esa pregunta no habrá un estudio concienzudo que demuestre que ese tipo de preguntas ayuda a relajar al examinado ayudándole a que el resultado sea más favorable.
Borrón y cuenta nueva.
Trece, ajoaceite viene a ser alioli, no?

Belén dijo...

Espero que no te bebas el okey con la cerveza, porque vaya mejunje se te va aponer en el estomago!!!!

Yo tambien prefiero a Bethooven :)))

Lo de tu colega del cole, ese es un enfermo! alejate de el, nadie que presuma de violencia esta bien del tejado...

Y me ire pasando para seguir leyendo el mega post! lo prometo! jajajajajajajjaja

Besossssss

la pequeña tortuga dijo...

¿Cuándo escuchas a Wagner te entran ganas de invadir Polonia, como a Woody Allen en Misterioso Asesinato en Manhattan?

Yo no creo que sea raro que te guste la música clásica. Yo personalmente no puedo con los David de ahora (Bisbal, Bustamante, Civera, etc.)

Besos de la tortuga

.:Su:. dijo...

Hola James

UNO.Y por eso no eres normal? jajajaja si yo te contara..

No tengo nada de Camela, ni de Bisbal, y sí de Wagner, Beethoven y Strauss y otros más, pero sí he bailado Bisbal, que para bailar sirve cualquier música que te haga mover las caderas.

Prefiero los zumos con la licuadora o los batidos, pero los de casa (ya ves, más rara que soy yo, jajaja)

DOS. Jajajaj, sí, es una buena excusa, además, sabes que el destino es muy perro y siempre nos la juega. Menos mal que mi móvil es de tapa y así no llamo a NADIE que no quiera llamar.

TRES. Qué criticón eres, jajaja. Y luego dices que la señora y la cajera te miraron mal..

CUATRO. No sé qué decirte, me aburriría si tuviera que esperar, jajaja y, además, por qué esperar?

CINCO. Bueno, ya te habrás dado cuenta que yo me paso el día preguntando, jajaja, otra cosa es que me respondan, aunque también habrás observado que cuando preguntas mucho, "molesta". Aplícate el cuento y ya sabes, a preguntar!!

SEIS. Empiezo a pensar que las conversaciones con tus amigos deberías limitarlas a tu vida privada, jajajaj.

SIETE. A mí si me pregunta un amigo sobre si afeitarse, dejarse perilla, barba o lo que sea, le doy mi opinión, pero sin verle la cara, no puedo opinar :)
Eso sí, yo las modas no las sigo mucho.

OCHO. No me atrevo a valorar algo así en un espectáculo, como es el fútbol.

NUEVE. Estoy de acuerdo contigo. Yo he discrepado muchas veces (hasta me han llamado reaccionaria, jajaja), dejando claro que se trata de mi opinión y argumentándola en la medida de lo posible, sin embargo no siempre ha sido bien recibida y desde luego, no siempre me han contraargumentado.

Te explicas perfectamente, pero deberías decírselo a las personas en cuestión, cuando eres testigo de algo así, si es lo que piensas, no crees?

DIEZ. De las tres que nombras parece más curriña Anaya, es muy guapa, pero quizá sea más sensual.

ONCE. Jajajaj, por lo menos lo tomas con humor :)

DOCE. A las personas curiosas no nos hagas esto.. esta te la guardo ;)
Sigues con problemas para poner foto en el perfil?

TRECE. No soy supersticiosa.

jajjajjaj, no me seas crío! (no te lo tomes a mal)

A ver, creo que ajoaceite es parecido a hacer mayonesa, si no me equivoco, y además, me imagino por dónde van los tiros de lo que intentas explicar.. jajajaj

Sé hacer una mayonesa casera, pero te diré que la hago con la batidora, así que cuidadín conmigo, jajajajaj

Entre el billar (al que juego y creo que no se me da mal) y el ajoaceite, menudo post que te ha salido!

Un placer, como siempre

ninive drake dijo...

creo que los 2 tipos del billar que no conjuntaban traje-chándal vendían rulas y speed
...

hago un all-i-oli que lo flipas, ni que lo anuncie Florinda Chico ni ná...

Julieta Venegas molaba hasta que salió en los 40 y en todas partes...

Los que hacen autoindefinits son Carles Alberola y Benavent, de ahí lo de Albena Teatre... Benavent es tío mío... pero estoy viviendo muy lejos como para salir de extra, ya me gustaría!!!

...bien por Messi

Claudia dijo...

Si tú niño y si tú borracho: tú siempre dices la verdad.

Jugar al billar con Elena Anaya vestida con chandal creo que te haría olvidar la receta del ajoaceite por un tiempo y superar cualquier problema, ya sea físico cuántico o de alguna piltrafilla?

no?

Besos.

Desesperada dijo...

bueno, es que a mí el rollo de encumbrar a un futbolista al minuto, como a messi, schnaider, etc, me revienta. para valorar si un futbolista es el mejor del mundo es necesario esperar, valorar una trayectoria, no tres partidos. en este país tenemos la manía de lanzar al estrellato a la gente con demasiada facilidad, y defenestrarla igual de rápido, me temo.

Paula dijo...

No, los que no llevan barba protestan para callado. O al menos no le andan diciendo al mndo que lo hacen todo el tiempo.

La verdad, no me quedó muy claro qué es, averiguaré en "Santa Internet"

Elbereth dijo...

Son muchas partes..¿me puedo saltar alguna?. Empiezo por la del final: Sé hacer ajoaceite, desde hace mucho tiempo. Creo que me sale especialmente bien, le tengo cogido el punto. :)

El punto nueve: ¿sabes que creo? Que la mayoría de la gente no escucha. En una conversación normal, cada uno suelta su retahíla bien aprendida y punto pelota. En realidad, creo que todos quieren convencer a los otros de que ellos están en posesión de la verdad (lease con mayúsculas). Y no se trata de posesiones, sino de intercambios.

Sobre el punto cinco: creo que es mucho mejor que la persona que tienes enfrente te cuente las cosas cuando y como quiera. Hay una forma de preguntar que me gusta mucho: y es contar primero yo...luego el que tienes enfrente te sonríe y cuenta también.

Sobre el punto cuatro: detesto tontear, por una sencilla razón ya hace uno el tonto suficiente sin querer, para hacerlo queriendo.

Sobre el tres: he jugado una vez al billar. Terrible y patético. Me obligaron, que conste. No recuerdo cuantos tapetes tuve que pagar. ¡Y esa maldita bola ocho!

Sobre el uno: ¿Quién es normal? ¡¡No conozco a nadie que lo sea!! Yo llevo en la mano mi botella de whisky, patatas fritas y yogures... creo que siempre piensan que el whisky no es para mí. jajajjjjaja

Un saludo.

P.D: Wagner no. Bach sí, Schubert también, ¿bisbal? pero eso no es música...eso es tortura para los vecinos.

Yoko dijo...

jajaja Yo no sé hacer ajoaceite, así que eso me resta puntos ;) pero bueno, sólo llevo 2 años viviendo en Valencia. Habrá que aprender, de todods modos, si es tan importante... jajaja
Me ha gustado mucho tu post, todo el blog está bien interesante.
¿Eres raro? ¿Te gusta el okay? ¡Genial!, que viva la gente rara. A mí me encanta el okay. En Uruguay, donde yo vivía antes, había un okay rosa, el de fresa, aquí no lo he visto. Era mi favorito de pequeña.
Un saludo, James Joyce.

Toy folloso dijo...

Si hubieras probado el Viveshoy de Pascual, sabor vainilla, no comprarías más Okey.
Sinfonía en "C" de Bizet es uno de los puentes que podrían unir ambos tipos de música que gustas de escuchar; la compuso con 20 años y parece rock de puro vehemente.
Es muy agradable ver a una chica jugar a billar. Se puede estudiar la jugada desde su retaguardia, cosa inapropiada si es un hombre el jugador.
Siempre se me corta el allioli. No entiendo la química que hace que ligue. Será por eso.

James Joyce dijo...

Contestaré por partes:

Marta L, ahora me siento un poco menos raro.
A todo volumen se pueden escuchar muchas cosas.
Y lo de Allen... jejeje. Iba con toda la intención, a ver quién se daba cuenta.

Vitruvia, me temo que los problemas con el móvil son habituales.
Seguro que eres la musa de Boss, eso se deduce de tu blog...
Si lo del examen era para relajar tensiones, habrá que preguntar si alguien lo consiguió.
Ajoaceite, sí, es lo mismo que alioli. Alioli creo que viene del valenciano all-i-oli (literalmente, ajo y aceite).

Belén, no los mezclo. Pero he visto pedir en un bar whisky con choleck. Y algunos hasta dicen que está bueno.
Mega-post, claro, para compensar toda la semana sin material nuevo.

Pequeña tortuga, lo de Wagner era un claro guiño a Allen. No me dan ganas de invadir, pero con Wagner como con muchos otros me emociono.

James Joyce dijo...

Su, te has ganado una respuesta sólo para ti... por ese pedazo comentario.

UNO

Para bailar, cuando ya te has dejado llevar a alguna discoteca o pub, vale cualquier cosa. Pero fuera de ahí, hay que poner límites.
Yo antes hacía unos batidos deliciosos. Me parece que él único secreto es ponerles mucho helado (de vainilla en mi caso).

DOS

El destino... o como lo quieras llamar.

TRES

Vale, soy un criticón. Pero no voy a nadie a decirle "oiga usted, no haga eso". Me limito a opinar.

CUATRO

Esperar o no, depende mucho de cada persona, y de la persona a la que se decide esperar (o no). En mi caso, tanto podría irme a un extremo como al otro.

CINCO

Yo ya aprovecho todas las semanas para hacer algunas preguntas.

SEIS

Es una pregunta indirecta! A ver qué opináis vosotros...

SIETE

A mí me gusta ir al revés de la moda.

OCHO

Es una obviedad, pero los futbolistas también son personas. Y cuando metes un gol lo primero que sientes es euforia, por eso tiene valor acordarse de alguien.

NUEVE

No lo digo por nadie en concreto, sino en general. Pasa a veces con muchas personas. Y también en la blogosfera.

DIEZ

De las tres, Elena Anaya sigue siendo número uno.

ONCE

Claro, no me queda otro remedio...
Tómate la vida con humor o vivirás amargado.

DOCE

Y además de curiosa, bruja? (sin ánimo de faltar)
Te lo digo porque precisamente había publicado la foto que iba a poner en el perfil, para, una vez publicada, ponerla en el perfil. Pero como no me sirvió de nada, la quité. Sigo con problemas, supongo que tendré que publicarla en una entrada aparte.

TRECE

Diosss! Con batidora... ahora entiendo que digan que algunas mujeres son unas máquinas en cierto aspecto.


Encantado de verte por aquí.

James Joyce dijo...

Ninive Drake, no tengo buena puntería para saber eso.
Lo del all-i-oli... te refieres al de comer?
Hace mucho que sigo a Albena Teatre. De ellos he visto Besos, Spot y Tu vida en 65 minutos. Cuando supe que eran los responsables de Autoindefinits, lo entendí todo. Con Vanessa Cano creo que han tenido buena puntería, me parece tan buena actriz como mujer.

Clau, a lo mejor es eso. Tú crees que siempre digo la verdad? Yo creo que no, pero casi. De todas maneras da igual, nadie cree eso.
Con Elena Anaya, me parece que lo intentaría todo aunque llevara chándal y tacones.

Desesperada, Messi ya lleva 3 años a un gran nivel, al menos en mi opinión. Para mí, de los 4 fantásticos, es el único que jugaría siempre.

Paula, aquí la barba para muchos es sólo cuestión de moda.

Elbereth, bienvenida.
Aquí eres libre de comentar sin orden ninguno, "a la salta la mata" como decimos a veces.
Del punto nueve, yo me conformo conque me escuchen y se entienda lo que explico. No trato de que todos piensen como yo (de hecho, eso me restaría originalidad... jajaja)
Del punto 5, pienso que cuando hay confianza suficiente, no hace falta dar rodeos.
Del 4, creo que tontear tampoco se elige, no exactamente.
El billar es todo un arte! Arte y ciencia, geometría y espectáculo.
Otra de mis compras habituales consiste en llegar a la caja con ocho botellas de CocaCola (de 2 litros). También me miran raro.
Y efectivamente, lo de Bisbal es tortura para los vecinos. En este caso el vecino torturado soy yo.

Yoko, bienvenida.
En realidad lo del ajoaceite es una coña, un cachondeo. Pero tiene su gracia.
Soy un poco raro, por muchas cosas. Aquí casi todo el mundo prefiere Choleck. El OKEY es difícil de encontrar, pero en los sitios que tienen también suele haber de fresa.

Toy folloso, si encuentro el Viveshoy y me acuerdo, lo compraré para probarlo.
Tomo nota de Bizet y su Sinfonía en C.
Lo de ver una chica jugar al billar, lo dirás por verle el culo, supongo.
El ajoaceite y tú, estáis reñidos. Mientras tengas quien lo haga por ti...


Saludos y besos a todos.

etaxys dijo...

james...estoy en ello,voy por la mitad y a tomar café y ha continuar.
Saludos.

Maria Coca dijo...

1: No eres normal: eres peculiar.
2: Viva la no violencia hasta que nos violentan.
3: También hay quienes gustan de jugar al billar, aunque sean pocos.
4: No te des muy fuerte: todo cambia.
5: No respondo.
6: Yo pienso que es mala opción.
7: Como ya te comenté, a mí me gustan las barbas.

Y siento no poder llegar hasta el trece por falta de más tiempo. Te sigo, James, no te pierdas.

Besos desde mi orilla.

pez dijo...

1.- Lo de los Okay y las cervezas es una prueba de sinceridad porque todo el mundo sabe que ni los niños y los borrachos mienten, bueno eso es mentira pero es otra historia.

2.- A parte de que tengas el telefono del amor no has contado quien era la tercera persona en discurdía y o lo cuentas o la imaginación vuela y no se si es aconsejable a la historia aunque la hace mas divertida.

3.- Por cierto ¿el billar es americano o no? porque poca gente de la que intenta hacer una carambola a una banda lo consigue y termina dedicandose a hacer otras cosas.

4.- Que dificil es saber el momento oportuno para lanzarse con el miedo que da eso.

5.- Entonces cuando te pedi todos esos euritos y no dijiste nada es que te entro la timidez ;p

6.- Yo no creo que lo quite sino que suma.

7.- Yo tambien intente dejarmela pero claro cuando el unico comentario hacía ella es "como pincha no has pensado en afeitarte" como que uno se replantea ciertas cosas.

8.- O no, el motivo solo lo sabe él, pero o aprende a hacerse respetar o no será uno de los grandes, esto va para cuando se recuperen Ronaldinho y Eto y le toque sufrir banquillo.

9.- A mi me gusta que me den razones pero no que cuando discutas con alguién parezca que le estas agrediendo.

10.- Creo que no la conozco.

11.- ¿Uyy desde cuando en las ingenierias os meten preguntas de la facultad de filosofia?

12.- Me la salto.

13.- Si claro para que se me caigan los dientes o sufra una tuberculosis, vamos que soy una persona decente.

Makiavelo dijo...

James no me considero Hércules, pero he pasado las doce lecturas. Me quedo con Beethoven e intentaré la prueba del ajoaceite, seguro que Hércules suspendería.

Un saludo.

Arwen dijo...

Vamos de un extremo a otro, eh? O post sin palabras o demasiadas juntas...
Te contestaré sólo a algunas cosas, como viene siendo mi costumbre, y, además, creo que de forma desordenada.
Ni tú ni nadie es normal. Afortunadamente todos somos diferentes y únicos, y aunque nos encanta considerarnos raros, en realidad estamos en la normalidad de ser diferentes (aunque a mí me encanten mis rarezas en concreto). Sobre música, yo pongo poca a todo trapo porque no me gustan que los vecinos me bombardeen a mí, pero ni clásica ni bisbal: u2, música de capoeira, grupos que acabo de descubrir...
Pregunto mucho mucho, pero también tengo la mala costumbre de contestar prácticamente a todo lo que me preguntan, con lo que a veces vivo situaciones un tanto extrañas. Y también estoy perdiendo la capacidad de ser prudente y suelto cosas en situaciones en las que no deberían decirse determinadas cosas (creo que lo que me pasa es que perdí la vergüenza al superar los 30...).
Los jugadores de lo que sea se dejan barba para asustar, para no parecer tan críos. Lo dijo Pau Gasol y un psicoesteta que conozco...
A mí me gusta el billar, pero nunca juego porque no sé ni encontré a nadie que me enseñe. Aparte de que las cosas muy complicadas me acaban aburriendo, igual que las muy sencillas, fíjate si soy complicada.
No conozco a la actriz que mencionas, pero si a ti te gusta seguro que hay más a los que le guste. A todos nos gustan superhombres o supermujeres, pero nos acabamos enamorando de quienes tenemos cerca, más que nada porque es más fácil relacionarse con ellos...
No sé lo que es el ajoaceite, lo que no quiere decir que, lo mismo sepa hacerlo...
Un clavo quita a otro clavo... ¿no será que lo queremos es no estar solos?

James Joyce dijo...

Etaxys, a tu ritmo que las prisas no son buenas.

María Coca, me he llamado y me han llamado desde raro hasta peculiar, pasando por diferente, original, único...
No me doy muy fuerte, pero me debo a mí mismo una colleja de vez en cuando.
Sigue, que no me pierdo. Aquí estaremos.

Pez, la tercera persona era un conocido del instituto, no tiene relevancia en la historia (pero tendría gracia que la tuviera).
El billar es americano, más que nada porque encontrar uno de carámbola es complicado. En pocos sitios hay. Pero me gustan los dos.
Lo de como pincha ya me lo han dicho alguna vez.
Si Messi va al banquillo cuando vuelvan Eto´o y Ronnie, el Barça irá a peor.
En mi carrera te meten de todo (empezando por el miedo), incluidas preguntas como esa.

Makiavelo, la prueba del ajoaceite es perfecta si te gustan los retos.

Arwen, no es que considere especial, pero nadie que me conozca lo suficiente te dirá que soy "normal".
Yo también contesto casi todo lo que me preguntan, muchas veces soy imprudente (conscientemente) y políticamente incorrecto. La única vergüenza que sufro es la ajena que a veces (pocas) me hacen pasar.
A mí me gustan las mujeres y supermujeres que son discretas. Las superllamativas no siempre me interesan. Y enamorarse, creo que no sigue ninguna lógica. Simplemente pasa.
El ajoaceite, también llamado allioli o alioli en según qué partes de España, es un salsa deliciosa. Mira en Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Alioli


Besos y abrazos para todos.

Claudia dijo...

Vale, pues casi siempre. no?

mismilcosas dijo...

Te agradezco que pusieras la cancion anterior pues me trajo muchos recuerdos buenos, y una sonrisa en la cara!!

Muas

James Joyce dijo...

:D

Anónimo dijo...

LO QUE TE PASA ES QUE ERES GILIPOYAS.A VER SI ERES TAN VALIENTE PARA DECIR LAS COSAS A LA CARA DE LAS PERSONAS Y NO ESCRIBIRLAS EN TU MIERDA DE BLOG-BASURA.DE TU "COLEGA" DANI MARCO.CAPULLO

James Joyce dijo...

Lo que te pasa a ti es que oyes disparos y no sabes de donde. Y no sabes que no van para ti. No entiendo por qué te das por aludido, y te puedo decir nombre y apellidos del aludido, y contarte la historia, para que te enteres. Aunque yo pensaba que ya la sabías. A quien tengo que decirle las cosas a la cara, se las he dicho más de una vez. Esto no va contigo, y si quieres saber lo que pasa, creo que sabes cómo encontrarme. Yo no me escondo.

P.D: Intentar descalificar no hace más que rebajarte.