miércoles, mayo 09, 2007

Necesitar o no necesitar...

1. Un día escribí una entrada más larga de lo habitual para compensar el tiempo que había estado sin poder postear. Le puse números a los párrafos tratando de ordenar un poco las ideas. Así es como empecé a publicar textos con los párrafos numerados. La mayoría de los textos están numerados hasta el 9. Es una simple casualidad.

2. Volví a publicar justo una semana después. Fue casualidad. Con esta segunda casualidad me impuse publicar desde ese momento un texto cada semana, con los párrafos numerados. Como llevaba dos miércoles seguidos publicando, establecí los miércoles como día de publicación. Así empezó la nueva forma que ha tomado este blog en las últimas semanas.

3. La primera entrada larga incluía una serie de temas no relacionados entre sí. En las posteriores he intentado escribir relacionando temas. Habrá veces que mantenga ese orden y otras veces no. Una cosa es un poco de orden y disciplina, y otra es pasarse.

4. Durante la semana que pasa entre un texto publicado y el siguiente, me dedico a pensar qué podría escribir. Luego improviso el texto con algunas ideas sueltas.

5. Estos últimos días estoy dándole vueltas a una canción de Los Piratas. Creo que es una de las mejores canciones de la década de los 90. Una canción cuya letra dice mucho, complementada con una buena música y la intensidad que le aporta la voz de Iván Ferreiro. La canción se titula "Promesas que no valen nada".

6. A mí me inquieta el final de la canción, que coincide con el principio de "Insurrección", de El último de la fila. Esto me parece que no es casualidad. A Iván Ferreiro le gusta mucho esa canción y solía enlazar ambas en los conciertos. "Dónde estabas entonces... cuando tanto te necesité...?"

7. En el fondo, creo que esa enigmática frase es como una patada en el culo. Como un ataque de soberbia. Como reconocer un momento de debilidad cuando uno siempre ha sido fuerte. Pero reconocerlo cuando ya pasó. Y recordar que uno vuelve a ser el de siempre. Vuelve a ser fuerte.

8. No necesitar a nadie es una de las mejores formas de libertad. Disfrutar la compañía de quien quieras sólo porque te gusta estar con esa persona. Con la que te puede atar algún sentimiento o no. Pero mejor que no te ate la necesidad. Y mejor que nadie te necesite en ese sentido, ya que entonces a lo mejor algún día dudas si está a tu lado porque realmente quiere o porque se siente necesitada.

9. "La libertad es la condición esencial del ser humano".


P.D. No sé porqué, este texto es el que más me ha costado escribir en las últimas semanas. Al final, no he escrito todo lo que quería ni de la manera que me hubiese gustado. Quizás profundice en algunas ideas más adelante.

14 comentarios:

Dr. Strangelove dijo...

Pues a mí me gusta lo que escribes y como lo cuentas. Tus post son eclécticos, llenos de frases lapidarias y casi pensamientos apocalípticos.

El último punto es un gran final para este post y para cualquier otro.

Un saludo.

Jorge Galindo dijo...

La libertad no es nada. Y lo es todo. Es un concepto que nadie es capaz de definir de una forma satisfactoria. ¿Qué es eso sino una herramienta vacía con la que locos como Ferreiro, William Wallace, Rosseau, Bakunin, tú o yo llenar sus vacías esperanzas marcadas por una muerte segura?

Que no.

"Detalles de mi vida, fotos a contraluz..."

Zebedeo dijo...

Es curioso como uno enlaza una cosa con otra hasta el punto de ser totalmente independientes y distintas una de otra. Es como empezar hablando de la guerra y acabar hablando de la vida del escarabajo verde. Me encanta tu forma de "liarte" :)

Quisiera ser como un halcón....

Kim Basinger dijo...

Las promesas se las lleva el viento, las palabras tambien, pero la libertad nadie nos la puede arrebatar.

fmop dijo...

Cernuda escribió:

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

En cuanto a la explicación del método que usas para hacer los comentarios en el blog, entra algo en colisión con la libertad creativa.

La Chirvi dijo...

Hola, chocho, yo tampoco le encuentro mucha coherencia a los diferentes puntos de tu texto, aún así me ha gustado. Es más, yo que no soy mucho de "Los Piratras" (siempre los confundo con "Los Planetas", chocho, y la cago porque se parecen en un menos tres; tan poco que al de "Los Planetas" no le entiendo las letras) me he puesto a tararearla. Sobre todo porque en este momento me siento muy identificada con la letra. Tengo un lío con el ex novio de mi compañera de piso y creo que son sólo promesas... Aparte él, que quiere ser guionista, dice, James, que se siente identificadísimo con un libro tuyo, "Retrato de un artista adolescente". ¡Ay! ¡No sé si es que todo conecta o es que yo, chocho, le busco relación! ¡Hala! ¡Besos y sigue poniendo números que yo soy despistaísima y así lo veo súper clarito, chocho!

vitruvia dijo...

Cuando uno se pone a escribir es el texto el que decide que rumbo tomar, nosotros solo somos su instrumento.

James Joyce dijo...

A Jorge Galindo: Podríamos debatir eternamente sobre el concepto de libertad y no llegaríamos a una conclusión satisfactoria para todos.

A Fmop: Uno puede imponerse disciplina sin perder la libertad creativa.

A La Chirvi: Yo tampoco entiendo al cantante de Los Planetas. Por otra parte, yo leo libros de otros pero no los míos. Por eso no he leído "Retrato del artista adolescente".

A Vitruvia: En eso estoy de acuerdo. De hecho, lo he discutido más de una vez porque escribí un relato que tiene un final trágico y mucha gente me dijo que habría sido mejor un final feliz. Pero la propia historia me llevaba a ese final. Aun así, como digo arriba, sólo se trata de imponer un poco de disciplina en busca de un mínimo de orden.

Johnymepeino dijo...

Y dónde coño puede uno pillar ese retrato de un artista adolescente.

No me gusta eso del "que nada nos una para que nada nos separe". No necesitar para ser libre.
Más quisiera yo, necesitar y sentir que me necesitan para morir de puro libres.

un saludo

Yokas dijo...

1, 2,3 y 4. Me parece estupenda tu forma de orden y disciplina, cada uno debe hacerlo como mejor le parezca…Lo importante es que sigas escribiendo, porque me gusta como lo haces…
5,6 y 7. Dos de mis canciones favoritas, son pura poesía…y las dos tocan el mismo tema; Historia de amor, rechazo, sentimientos heridos, la desesperación que conlleva el sentirse tan desamparado…y ese reproche del dolor vivido…que nunca se olvida, porque a olvidar nadie nos enseña y es tan difícil…habiendo sentimientos de por medio…
8. Es muy difícil no necesitar a los demás, a veces nos sentimos más atados otras más libres, pero siempre con la necesidad de otros, de apoyo…cariño…amor…siempre es bueno tener a tu alrededor a personas cómplices de tus actos y tú serlo de ellos…

9. La libertad no existe, somos marionetas de infinitas circunstancias…incluso nuestro inconsciente nos maneja. “La única libertad que de verdad existe es la libertad de tus sueños; sueña y sé libre”.
Un saludo.

Pizpireta dijo...

Una canción de Piratas merece una entrada así. Casi me asusta tanto control y esa "rigidez" de tus pensamientos.. al final siempre acabas dejándote llevar. Y déjame que te diga que es cuando mejor te sale.

"Como lágrimas en la lluvia se irán..."

Dyitz dijo...

ke orden! con tanta coordinacion no me gustaria postear, ignoraria por completo los lineamientos; por la vida loca mia, justamente :P

Buen blog, saludos!

ale dijo...

Me remito a tu frase de no necesitar a nadie, hace poco la escuché de una querida persona, quien a su parecer "SU mayor logro en la vida es no necesitar a nadie", una persona fria, intelectual y lleno de frustrciones emocionales, sin darse oportunidad de reintentar.
Bueno siempre es más fácil no atreverse a necesitar a alguien , de esa forma sabes que no tienes nada más allá del momento, pero me pregunto..... yo necesito a la gente, su cariño, su cuidados y compromisos. De igual manera los otorgo.
Necesitar no es el uso de alguien, puede ser amor a alguien. La libertad es el refugio de los temerosos y egoistas.
La verdadera libertad es aquella que puedes ejercer cuando dentro de una jaula, decides permanecer en ella.
Los momentos pasan , los afectos te los llevas dentro

James Joyce dijo...

Ale, entiendo en parte tu opinión, aunque no la comparta. Yo no creo que no necesitar a nadie sea un logro. Diría más bien que es una "ventaja". Te permite una cierta independencia. A día de hoy, no quiero necesitar a nadie. He visto (de cerca) a más de una persona alejarse de sus amigos, de sus costumbres, de su vida... y todo por "necesitar a alguien". No creo que sea digno de elogio. Es muy bonito y peliculero eso de dejarlo todo por quien amas, pero acaso amar a una persona implica renunciar a todo lo demás? Eso sí que es egoísmo, de la persona amada que lo permite.

Por otra parte, cuando estás encerrado en una jaula, tu única libertad es aceptar la situación con resignación o rebelarte, pero no puedes elegir permanecer, eso ya te viene dado.

Por último, quisiera dejar claro que en mi opinión mucha gente utiliza la palabra "necesitar" muy a la ligera. "Necesito ese ipod", "necesito ir al concierto", "necesito esos pantalones". Las necesidades de alguien así no tienen el mismo valor que las de otra persona que cuando dice necesitar algo, es porque realmente lo necesita. Además, viene de paso comentar que con el amor sucede algo parecido. Hay quien dice enamorarse prácticamente semana sí, semana no. Pero es eso amor? Se puede uno enamorar con tanta frecuencia? Se pueden necesitar tantas cosas? Crep que la respuesta es obvia.

Un saludo.