miércoles, abril 18, 2007

Conductores, peatones y domingueros

1. El poder del idioma: Alguien compraría el disco de un grupo llamado Los domingueros, o Los conductores domingueros? No lo tengo claro. Pero The Sunday Drivers venden, y sobre todo, tienen éxito entre los aficionados a la música alternativa.

2. Conductores hay de todo tipo. Coches hay para todos los gustos. Algunos protagonizan dichos populares como éste: "Tienes menos detalles que un Seat Panda".

3. Chuck Norris da mucho juego. Por ejemplo, para frases como ésta: "Hay dos tipos de hombres: los que admiran a Chuck Norris y los que levantan el pie ante un semáforo en ámbar. Yo admiro a Chuck Norris".

4. A los tipos duros como Chuck, se les relaciona mucho con los coches. En la gran pantalla, uno de los duros fue Robert De Niro en Taxi Driver. Are you talking to me?

5. Cuando uno quiere llevar un coche, primero tiene que aprender a manejarlo. Para ello se requiere aprender a conducir y a circular, que no es lo mismo. A conducir se aprende si te enseña alguien de la familia o cuando ya tienes el carnet, por ti mismo. A circular se aprende en la autoescuela, con el teórico. Cuando haces las prácticas, sólo te enseñan a aprobar.

6. Para circular por la acera no se necesita carnet. Elemental, eso nadie se lo cuestiona. Pero es que hay cada peatón... Especialmente los señores mayores.

7. Dice mi Teoría del Choque Frontal: "Cuando dos personas se cruzan por la calle, debe obligatoriamente apartarse la de menor edad". Esto quiere decir que si una persona como yo, de 20 años, se cruza con casi cualquier adulto, se tiene que apartar. Y resulta lógico teniendo en cuenta que yo tengo mayor facilidad para regatear que una anciana de 75 años.
Ahora bien, este teorema debería tener sus excepciones, por ejemplo, cuando te cruzas con todo una familia llena de primos tíos y abuelos, que suman 18 ó 22 y ocupan todo el ancho de la acera.
También debería existir una excepción cuando aquí el joven, que soy yo, va hacia su casa cargado con 18 litros de agua embotellada (con lo que cuesta un poco más evitar las líneas rectas). Pero a los señores, y especialmente a las señoras, de 50 ó 60 años que caminan sin carga alguna por la calle, no les importa lo más mínimo este hecho. Se niegan a apartarse, acogiéndose al Teorema no escrito del Choque Frontal.

8. Corolario al teorema anterior: "Se aplicará igualmente cuando haya lluvia y ambos contendientes deseen pasar pegados a la pared. No servirá de nada que el más mayor lleve paraguas. Deberá apartarse inexcusablemente el más joven".

9. Se imaginan a esos que van por la calle sin apartarse ante nada, conduciendo como domingueros? No hace falta imaginárselo, alguno hay y los podemos ver. Si conducen como quieren cuando están rodeados de líneas, señales, etc. Qué esperamos que hagan en la acera, que no hay códigos de circulación? En fin...

7 comentarios:

Listo Entertainment dijo...

y luego están los que quieren fardar de que su coche corre mucho y se te amorran al culo
http://www.aldeaglobal.net/listo/audi.gif

:)

Kim Basinger dijo...

Lo que mas me intriga son los 18 litros de agua que llevabas.

James Joyce dijo...

En Valencia capital el agua del grifo no es muy buena, y es preferible comprarla envasada. Por eso cada dos por tres me toca ir a comprar. Los 18 litros son dos packs de 6 botellas de 1,5 litros.

Hinoto dijo...

Te has olvidado de las marujas que se ponen en medio de la calle a cotillear con el carro de la compra delante ocupando toda la acera, y si intentas pasar esquivando dichos obstaculos te miran tipo "esta juventud cada día es más maleducada".

Jules Uijttewaal dijo...

Me resulta familiar lo de los 18 litros de agua.

Saludos

Toy folloso dijo...

Lo del Seat Panda es tan gracioso como injusto. Es austero, nadie lo duda, pero tiene todo lo que debe tener.
Dentro de la puerta delantera de un Ford Scorpio se mete un mazo de 36 cables de electricidad; un detallazo. Que nunca se averie nada...

El Portu dijo...

Preocupado estaba hasta alcanzar el punto 7. Real como la vida misma. Anda que no me pico yo ni nada cuando voy andando por la calle y topo con las típicas y tópicas señoronas dignas-yo-no-me-aparto-de-esta-línea-recta-por-la-que-camino-chaval.