sábado, febrero 10, 2007

Hans Christian Andersen

Al final de todo, lo que uno aprende con los cuentos de Andersen es que la vida sólo merece la pena si hay amor, y que éste no consiste en pedir sino en dar.

2 comentarios:

Juan Carlos Morgado dijo...

El amor es el hilo conductor de todas las emociones que nos dejan ver y avanzar

Hinoto dijo...

El amor mueve el mundo...

... o eso dicen.