viernes, octubre 13, 2006

Mendigo de 8 a 2

Escribo esto porque según tengo entendido hay una práctica que está empezando a extenderse.

Me cuentan que hay una señora en el barrio que se dedica a mendigar (eso no hace falta que me lo digan, ya lo veo yo) y a continuación se marcha tranquilamente a una terraza a tomarse una Fanta. Como un trabajo cualquiera. Como un funcionario que hace sus horas de oficina y luego se dedica al ocio.

Acaso ahora los mendigos tienen una jornada laboral? Qué va a pasar, que van a pedir durante 8 horas al día, 5 días a la semana, y con eso ya tendrán un sueldo?

Es que más de uno (y eso lo dicen ellos, por ejemplo, cuando les hacen reportajes en la tele) saca una buena pasta de la mendicidad. Incluso más que muchos trabajadores con un sueldo medio.

La verdad, creo que todos hemos dado dinero alguna vez a un mendigo. Y yo no me arrepiento, que conste. Pero muchos de esos mendigos han tenido las mismas oportunidades que cualquiera y quizás no han sabido aprovecharlas. Todos se quejan. Por qué no intentan cambiar eso? La pregunta es otra: Por qué sí, si resulta que ganan un sueldo sin trabajar?

Dicen que si nadie diera limosnas no existirían los mendigos. Pero los seres humanos tenemos la cualidad de sentir pena, y siempre habrá quien de vez en cuado les de dinero (probablemente yo también, pese a todo esto que escribo).

Menudo negocio. Y mejor no hablo de los gorrillas...


"Prefiero ser mendigo que banquero..."
La Fuga

1 comentario:

Matías Bruñulf dijo...

Lo de los gorrillas es un mundo, un mundo coercitivo y con visera.