lunes, octubre 02, 2006

De concierto con Pereza

Pereza (qué gran nombre) son un dúo que hacen música pop/rock y que, aun gustándome, nunca habían pasado para mí de ser un buen grupo como muchos otros.

Me enteré que en las fiestas de Catarroja habían sido llamados para tocar, y como cualquier excusa es buena para salir un jueves, allá que aparecimos en la Plaza Mayor.

Este grupo formado por dos tipos (Rubén y Leiva) que son bastante peculiares (especialmente Leiva, que encaja en el perfil del individuo con el que tu madre nunca querría que te juntases) nos sorprendió a muchos en el concierto. Suenan más rockeros que en los discos, hacen guiños constantes al rock & roll (mencionaron un par de veces a AC/DC y versionaron a Los Rodríguez) y dan un gran espectáculo. Veamos lo más destacado (más allá de la música, que también estuvo muy bien):

- Una canción se para a mitad. Mientras la gente trata de saber qué pasa, Leiva coge el micrófono y dice: "Amigos, os voy a contar una cosa: Me disponía a tocar el bajo un poco más cerca de vosotros cuando de repente se ha apagado. Pero ha quedado tan de puta madre que parece que se había acabado la canción. Si me dais 30 segundos seguimos..." Y el público aplaudió y el show continuó...

- En un parón entre canciones, de nuevo Leiva: "Esta noche quiero pediros un caluroso aplauso para una estrella latina internacional que ha dejado su gira para estar hoy aquí con vosotros." Se hace un silencio y dice: "Shakira!" señalando a un guitarrista rubio melenudo, miembro de la banda y que resulta ser un híbrido entre Shakira y el portero de Aquí no hay quien viva. Dicho personaje tiene unas melenas hasta la cintura y lleva unas horteras gafas de sol que le convierten, curiosamente, en un crack para el público.

- Dice Rubén: "Cuando alguien mola, nosotros decimos que es el puto amo." A continuación presenta a los miembros de la banda y pide al público cantar, poco a poco más alto, lo siguiente: "Rober, puto amo; Rober puto amo"... y el público lo canta con todas sus fuerzas, al Rober, al Pitu, a Leiva y al propio Rubén, a petición de Leiva.

- Leiva suelta el mejor discurso de la noche: "Algunos dicen que Pereza somos una banda de pop. Pero se equivocan. Otros, más intrépidos, dicen que somos una banda de rock. Pero ninguno de ellos tiene ni puta idea. Pereza en realidad somos... Una banda de hijos de puta!!!" Y empieza a cantar bajito para que el público le acompañe: "Hijos de puta, hijos de puta..." y repite varias veces "más alto". El público acaba a grito pelao cantando "Hijos de puta" y todo el mundo de fiesta...

- Se despiden y se van. El público pide que canten "Superjunkies". Vuelven a pecho descubierto ambos, y Superjunkies se convierte en una especie de himno esa noche. Leiva tira sus gafas de sol al público. Tras una improvisación, una canción y poco más, se despiden por todo lo alto.

Ha sido una noche tremenda.

1 comentario:

cristian moreno dijo...

pereza los putos jefess