domingo, julio 30, 2006

Dinero, prejuicios, conciencia, moral...

Qué pensarías de una persona con estos datos: Piensa mucho, aprecia cada momento de la vida, escribe con bastante categoría sus ideas en versos, es capaz de amar y dedica parte de su vida a las drogas, concretamente a chutarse heroína. Apuesto a que lo más probable es que os haya llamado la atención lo de las drogas más que todo lo demás, pese a que el resto no suena mal. Si te paras a pensar, es posible incluso que pienses que es un yonki de mierda.

Y qué pasa si ahora te digo que se llama, por poner varios ejemplos, Eric Clapton, Kurt Cobain o Enrique Urquijo? Es una cuestión de dinero y de prejuicios. Todo esto viene a cuento de un personaje de película, el protagonista de "Báilame el agua". Si no sólo fuera un personaje, si te lo pudieras encontrar por la calle, seguramente pensarías que es un yonki desgraciado y puede que cosas peores. La mayoría de esos yonkis comunes acaban mal. En cambio, más fácil lo tienen los "ricos". Kurt Cobain se metía ingentes cantidades de caballo para saciar su dolor de estómago crónico. Podía haber estado así muchos más años. Decidió suicidarse, pero lo cierto es que su vida no se puede decir que fuera una gran mierda: estaba forrado, quería a su mujer y era una estrella de la música, entre otras cosas. Enrique Urquijo era para muchos un genio. Tampoco se puede decir que su vida fuera una mierda. Como cantante y principal compositor de Los Secretos estaba en un pedestal. Murió por sobredosis. Pero también podría haber estado toda la vida drogándose y morir con 70, porque tenía dinero. Eric Clapton es de los mejor parados. Tiene edad de jubilarse y está desintoxicado. Ahora ya parece secundario el tema de las drogas. Pues los yonkis, los que conocemos como yonkis, que son pobres desgraciados de la calle en su mayoría, también son personas.

Si os sobran un par de minutos de vuestra alegre vida, pensad en esto.

"Báilame el agua" me ha impactado. Me siento tocado de cerca, no por el tema de las drogas, sino por algunos otros detalles que no voy a contar para no desguazar la peli. Mejor que la veáis.

Y además, tengo que decir que pienso que mucha gente vive ajena a la conciencia social. Y no sólo en cuanto a temas de "pobres desgraciados" como los mendigos, yonkis, etc. sino con la gente del entorno propio. Es triste pensar que a veces las preocupaciones de las personas se centran en la diversión y en la vida maravillosa, mientras deberían prestar más atención y poner más de su parte en temas personales como la familia, amigos, etc. Pero escribir esto probablemente es inútil. Porque seguramente el que lee esto piensa que pretendo rayar la cabeza a la gente, que estoy un poco pallá o cosas peores. Y el que le presta atención, no tardará en olvidarse... Pero así es la vida, cada uno la vive como quiere, y uno puede ser desde un poquito malo, hasta un grandísimo hijo de puta, pasando por casos intermedios. Eso depende de la moral, ética y conciencia de cada uno. Yo no es que sea un santo, pero intento hacer las cosas lo mejor posible y cuando me equivoco me pesa, y mucho. Seguramente ambas cosas se implican entre sí. Hay gente que es capaz de vivir tan tranquila, sin preocupaciones por los problemas, sin preocupaciones por las cosas mal hechas... pero yo me alegro de no ser así. Eso sólo hace que facilitarte ser un cabrón.

Bueno, y que conste que escribo esto porque es mi blog, escribo lo que quiero y no jodo a nadie...

De viajes y correos electrónicos

Llego de Madrid y lo primero que me sorprende al entrar en el ordenador es encontrarme con una entrada de mi blog con fecha del sábado a las 17.18 horas. Ayer sábado, a esas horas, yo andaba de atracción en atracción buscando más descargas de adrenalina en el parque de la Warner Bros, cerca de Madrid. Hago memoria y resulta que es una entrada que yo utilicé para probar un servicio que ofrece www.blogger.com : la posibilidad de publicar por correo electrónico. Es algo no demasiado útil, pero quise probarlo. El problema es que lo hice hace un par de semanas y aparece publicado ahora... así que no es muy efectiva la publicación por correo.

Madrid. Parla. San Martín de la Vega. Lo cierto es que no hemos llegado a pisar la capital. Ni falta que hacía. En San Martín de la Vega está el parque de la Warner. Para mí, a la altura de Port Aventura. Incluso, en algunas cosas, mejor. Tiene varias atracciones de auténtico subidón. No aptas para cardiacos, cobardes, embarazadas y asustadizos en general. Además, algo para mí secundario, ofrece espectáculos interesantes. En definitiva, glorioso.

El sábado por la noche tocaba Parla, el hotel. Allí fuimos a cenar al Fosters Hollywood, y vimos que sí ya en Valencia la mayoría de sitios de producción de comida en cadena dejar mucho que desear, allí es peor. El mejor de sus camareros no lo ficharía ni una cadena de comida para perros. Eran todos torpes e incompetentes. Entre otras cosas, si alguien pide costillas a la miel, le preguntan si quiere "barbacoa" o "honey". Si pides Coca-Cola (como es mi caso) te traen Pepsi y tan tranquilos. Les pido amablemente (de verdad, con absoluta educación), que se la lleven y me traigan agua, y tengo que pedirlo en total cuatro veces en sendos viajes de la más torpe camarera jamás conocida para que al fin me traigan el agua. Alguien pide una hamburguesa sin queso y con mayonesa, pero ellos se lo pasan por el forro y la traen con queso y barbacoa. Y así, más cosas, pero mejor seguiré contando el resto.

Volvemos al hotel, y allí el espectáculo da para mucho. Asomado a la ventana observo (igual que otras 3 habitaciones de al lado) cómo a lo largo de una hora van y vienen putas, con tíos raros de cojones, discutiendo constantemente, y cada dos por tres alguna con (casi) todo al aire. Y un tío con el ciruelo al aire andando tras una de ellas... Además observo en las habitaciones de al lado gente que se instala en la ventana de forma permanente, con las pipas o el cigarrito, y a ratos hablando con las putas, riéndose y tratando de enterarse de todo lo que pasa. Si no lo ves, no puedes entender lo cómico de la situación.

El domingo, poco que reseñar, aparte de las risas en el desayuno gracias a temas de conversación escatológicos... (sí, ellos son así, son mis amigos y pese a cosas como esta les tengo aprecio).

Por cierto, hablando de viajes, estuve la semana pasada en Segovia. Pero de eso hablaré otro día, si me apetece, que para eso soy dueño de este boletín virtual llamado blog.

Que la fuerza os acompañe a todos en este caluroso agosto que pronto llegará.

sábado, julio 29, 2006

Pablo Neruda

Me miran con tus ojos las estrellas más grandes

Y como yo te amo, los pinos en el viento,

quieren cantar tu nombre con sus hojas de alambre.

Poema XVIII (fragmento), Pablo
Neruda

Pues sí, qué pasa? A mí me gusta Neruda. Parece que está de moda
desprestigiarlo y decir que está sobrevalorado, pero para mí es un poeta de
primera.

Reflexiones de una noche de verano

Todos tenemos sueños. De pequeños, siempre que nos preguntan solemos decir que nos gustaría ser futbolistas, astronautas, etc. Yo de pequeño quería ser economista. No tenía ni puta idea de lo que era, sólo que había matemáticas (que siempre me han gustado) y que era una profesión de esas en las que te pagan bien y tienes una vida cómoda.

Cuando creces es cuando empiezas a ser realista. Yo fui creciendo y, como muchas veces en la vida, al contrario que el mundo. Entonces empecé a soñar. Me hubiese gustado ser director de cine. Me encanta el cine. Hitchcock, Wilder, Kubrick, Scorsese... hay que ser muy grande para crear, para enseñar al mundo películas como "Vértigo", "Con la muerte en los talones", "El apartamento", "La naranja mecánica", "Uno de los nuestros"... Pero no sólo ahí termina la lista. Además de los grandes, hay otros casi tan grandes como Lars Von Trier, Ken Loach, y unos cuantos más, cada uno se acuerda de los que más les gustan. Sin olvidar, claro, la representación española. Para mí, dos referentes: Amenábar y León de Aranoa.

Además del cine, la música es otra de las grandes pasiones que me poseen. También tuve mi época de locura por la música. También habría sido increíble ser músico. Eso sí, de una banda de rock. O incluso de heavy, aunque el heavy no me apasione. A mí me hubiese molado tocar la guitarra o la batería. En una banda de esas grandes como las de antes, de esas como The Who, Led Zeppelin, Nirvana... esa clase de grupos que hoy en día no surgen. Me hubiese encantado ser un nuevo Lennon o un nuevo Cobain. Un paranoico como ellos. Porque a veces la vida se observa mucho mejor cuando no estás sereno, cuando estás alterado de cualquier forma. Y ellos, aparte de por naturaleza, lo estaban por las drogas...

Siguiendo con mis aficiones, que son muchas, también me habría gustado ser escritor, aunque no tanto. He escrito algún que otro relato (con uno gané un premio en el instituto), algunas poesías (aunque el verso lo domino mucho menos que la prosa), e incluso un par de monólogos que en su día representé con una acogida bastante buena por parte del público.

Y hablando de monólogos: lo que sería cojonudo de verdad es ganarse la vida haciendo humor. Admiro a grandes artistas en este aspecto como mi querido Buenafuente. Yo podría ser cómico, podría incluso ser actor de comedia (por supuesto con una buena preparación), pero no podría ser actor dramático. Ahí sí que no... a mí me sale con naturalidad contar cosas con humor, incluso improvisarlas. Es algo habitual. Pero no creo que fuera capaz de hacer una gran representación de "Hamlet", por ejemplo.

Así fue creciendo, y mientras soñaba buscaba una profesión que pudiera satisfacerme. Algo tangible, algo seguro. Al final, es lo que toca. Hay que tratar de ser un "hombre de provecho". En eso estoy de acuerdo. Pero yo seguiré soñando el resto de mi vida. Sé que acabaré la carrera y encontraré un trabajo. Y tendré una vida laboral, y me convertiré en un adulto 100%, y tendré que pensar en la hipoteca, en los hijos, etc. Como siempre, con mayor o menor facilidad, me adaptaré a eso. Pero seguiré soñando, especialmente en noches como esta. Y seguiré con mis libros, películas y canciones. Y con mis humildes monólogos y esos golpes de guitarra al aire cuando suena una de esas canciones de inevitable alma rockera.

Conforme crezco, aunque no dejo de soñar, me voy haciendo a la vida adulta por narices. Siempre tengo mis momentos de vida bohemia: leer un buen libro a estas horas o más, cuando la gran mayoría duerme; salir a conversar con la excusa de tomarse unas cervezas con algún amigo (o era al revés?); pensar en el amor, siempre mirando hacia adelante, no sé si porque no puedo mirar al pasado o porque no quiero. Siempre que me da por pensar, o por escribir textos como este, saco varias conclusiones. Una es común: que dedico demasiadas horas a la reflexión. Pero es inevitable... Hay cosas que son crónicas, o al menos lo parecen durante un cierto tiempo. El insomnio, el vicio por la Coca-Cola, la costumbre de cuestionarse todo...

Al final de todo, me doy cuenta de que lo esencial es mucho menos que eso. Vivimos con una enorme cantidad de "accesorios". Es importante la música, escuchar algo de vez en cuando. Es importante ver una peli cada cierto tiempo. Pero no es esencial para vivir. Puedes pasar un mes sin ver una peli. Y otro. Y no pasa nada. Lo esencial se reduce a cosas más básicas. Empezando por uno mismo y los que le rodean.

Con unos buenos accesorios, y un grupo de personas a tu alrededor que sean de tu estima personal, ya se puede ser feliz. Yo a mi lado sólo quiero encontrar una persona haga un poquito por hacerme feliz, simplemente la mitad de lo que yo pueda hacer por esa persona. Una persona que me haga levantarme pensando que tengo al menos una buena razón para no pensar en los jodidos problemas y querer quedarme en la cama. Sé que la puedo encontrar. Quizás esté lejos, o quizás más cerca de lo que creo. Eso no lo sé. Lo que sí que empiezo a pensar es que voy a observar a las personas desde un prisma diferente. Muchas veces he pensado que es más importante saber que una persona no te va a fallar, aunque no tenga ocasión para demostrarlo, que creer que no te va a fallar sólo porque otras veces ya lo ha demostrado. Hay personas que te dan esa confianza. No necesitas ver cómo hacen algo para saber que si hiciera falta lo harían. Personas que sabes que en las cosas importantes no fallan. Yo quiero encontrar a una persona así... Me parece que hasta ahora nunca he fallado a nadie en las cosas importantes (estoy abierto a críticas en este aspecto si es que he fallado), y creo que merezco alguien que corresponda mi forma de ser en cuanto a eso. Por mi parte, estoy dispuesto a ser un 120% de mí mismo. Ya ves, pese a que luego me llevo sopas con honda, lo único que hacen las ostias sobre mí es hacerme querer ir a mejor.

Siempre he pensado que la justicia se acaba imponiendo. Yo no tengo ideas bíblicas de que si haces el bien irás al cielo. De hecho, no creo en Dios ni en ningún cielo. Me refiero a nivel terrenal. Seguramente, para una persona anciana que hiciera una balanza de su vida, habría cosas buenas y cosas malas, y en casi todo encontraría un equilibrio. Si tú haces, o al menos intentas hacer las cosas bien, es como cuando plantas unas semillas. Tarde o temprando te llega la hora de recoger. Lo que pasa es que a veces las cosechas se joden, por diversos motivos. Pero te acaba llegando la compensación. A mí la vida, en general, me ha tratado bien en cuanto a esto. Pero en ciertos aspectos me ha jodido y creo que me compensará como ya ha pasado en otros. Si la felicidad tiene un precio, lo estoy pagando bien caro. Así que, después de todo, mañana volveré a levantarme pensando como Serrat: "Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así..."

Porque la grandeza no está en no caer, sino en ser capaz de levantarse y con más energía...

Por cierto, termino de escribir este texto cuando son casi las 4 de la mañana. A las 6 me voy a Madrid con la tropa de amigos que tengo, a pasar el fin de semana. Sé que no voy a dormir, pero no me importa. En la vida hay que tener clara la escala de valores que te mueve. Pero de eso hablaremos otro día.

jueves, julio 27, 2006

Seguir adelante

A veces me da por escribir, a veces me viene la inspiración, a veces, en noches como esta, me salen versos del corazón...
SEGUIR ADELANTE

Porque el tiempo sentencia
Y me sobra paciencia

Porque yo no me rindo
Y mañana te olvido

Porque será el destino
Quien marque mi camino

Porque pocas veces caigo
Y rápido me levanto

Porque sé que encontraré
El amor del que te hablé

Porque valgo mucho más
Y lo voy a demostrar

miércoles, julio 26, 2006

Enlaces varios

La gran farsa del caradura Dan Brown sobre Sevilla en "La fortaleza digital". Enlace al blog "Yo puta": Dan Brown y Sevilla

Cómo hacer novelas como churros (llámese estilo Dan Brown). Enlace a Novelas como churros

Un par de entradas de humor. Enlaces a "Humoradas":
Pelibros o librículas
Los analfabetos

De verdad eres católico? Enlace a Diez indicios

Seguiré poniendo enlaces de vez en cuando

Vida musical


Este juego lo tomé prestado de "Báilame el agua", espacio que podéis visitar a través del enlace de la lista de la derecha.
Ciertos problemas con la edición de las entradas han hecho que esta entrada haya tardado en tener el formato adecuado.
- Elige a tu grupo (artista) favorito y responde solo con títulos de sus canciones.
- Los que quieran, quedan invitados.
Artista elegido: Estopa
¿Eres hombre o mujer?
"Como Camarón"
Descríbete:
"Nasío pa la alegría"
¿Qué sienten las personas cerca de ti?
"Fuente de energía"
¿Cómo te sientes?
"Qué suerte la mía"
¿Cómo describirías tu anterior relación sentimental?
"Tragicomedia"
Describe tu actual relación:
Aprovecho para deciros a todos que vuelvo a estar soltero sin compromiso
¿Dónde quisieras estar ahora?
"Destrangis in the night"
¿Cómo eres respecto al amor?
"Corazón aerodinámico"
¿Cómo es tu vida?
"Fábricas de sueños"
¿Qué pedirías si tuvieras un solo deseo?
"Fin de semana"
Escribe una cita o frase savia:
"Que un pez en el agua como yo no se ahoga si no tiene la soga al cuello…" (de "Ojitos rojos")
Despídete:
"Vuelvo a las andadas"

viernes, julio 21, 2006

Extremoduro - Salir

Me mola Extremoduro. Me encanta esta canción. Especialmente escucharla cuando voy solo en el coche y con el volumen alto...
(La podéis encontrar en el disco "Canciones prohibidas")





Tú harta de tanta duda,
yo
de preguntarle al viento,

¿qué donde conocí a la luna?
¿yo?
¿que en qué coños ocupo el tiempo?

- En Salir, beber, el rollo de siempre,
meterme mil rayas, hablar con la gente,
llegar a la cama y ...¡joder, que guarrada! sin tí.
Voy que ni toco el suelo y espanto hasta las nubes,
no sé si son tus besos o este tripi que me sube.
ya no me acuerdo de na, que todo éra de colores.
¿Dónde estárán los besos? - se los han quedao las flores.

Salir, beber, el rollo de siempre,
meterme mil rayas, hablar con la gente,
llegar a la cama y joder, que guarrada sin tí,
y al día siguiente...
Y al llegar a casa me saludan:
- ¡oye! ¿dónde vas cabrón?, ¿dónde te has metido?
- te aseguro que no he estao de más, que no he perdido el tiempo,
que lo he gastado en:

Salir, beber, el rollo de siempre,
meterme mil rayas, hablar con la gente,
llegar a la cama y ...¡joder, que guarrada! sin tí.
y al día siguiente...

* Para algunos vivir es galopar
un camino empedrado de horas,
minutos y segundos.
Yo más humilde soy
y sólo quiero que la ola que surge
del último suspiro de un segundo,
me transporte mecido
hasta el siguiente. *




* Extraido del libro de poemas"La mala gana" de Santos Isidro Seseña

miércoles, julio 19, 2006

La montesmanía

Hay alguien que no haya visto ni un solo partido del pasado Mundial de fútbol en La Sexta? Si es así, este es un buen momento para conocer a Andrés Montes.

Dícese del comentarista deportivo más loco de los últimos años. Conocido por sus narraciones de partidos de la NBA (además de por su habitual estrambótica vestimenta con pajaritas y colores chillones), este verano fue fichado por La Sexta para comentar el Mundial de fútbol. En agosto lo veremos en el Mundial de basket.

Odiado por unos, querido por otros, a mí me encanta ver un partido comentado por él. A veces tuesta un poco la cabeza, pero es capaz de hacer que te diviertas viendo un partido soporífero.

Además, tiene por costumbre inventar términos y expresiones, y poner apodos a jugadores. Este verano vimos rebautizados a "Tiburón" Puyol, "Humphrey Bogart" Xavi, "Tom Cruise" Raúl, "Queso manchego" Pablo, "El arquitecto" Cesc Fábregas, y otros de otras selecciones.

En su web Diccionario Andrés Montes puedes encontrar un completo diccionario en el que se incluyen términos y apodos acuñados por él, en relación al basket, ya que los de este verano no están añadidos aún.

Montes no admite término medio: o te dejas llevar por la montesmanía o no lo tragas. Y tú, de que lado estás?

... y llegados a este punto, me pregunto: por qué todos los jugones sonríen igual?

domingo, julio 16, 2006

Cómo meter la pata (Fascículo Primero)


Fragmento de conversación entre el Dr. Becker y una paciente.


- Nunca hemos coincidido, en qué piso vive?

- 4º B.

- Entonces, ya se ha ido la puta?

- No.


Extraído de un capítulo de la serie Becker

viernes, julio 14, 2006

Al otro lado del río

Jorge Drexler ha sido para mí uno de los mejores descubrimientos en los últimos años. Es un magnífico cantautor, y su último disco "Eco", del cual se publicó una versión ampliada con un total de 14 temas ("Eco2"), es la mejor prueba de ello.
Entre otros premios, ha recibido uno muy importante: la canción "Al otro lado del río" ganó en 2005 el Oscar a la mejor canción, formando parte de la B.S.O. de "Diarios de motocicleta" (interesante película sobre el recorrido del Che Guevara por Sudámerica). Esta canción habla sobre todo de mirar hacia adelante. De no perder de vista el horizonte. De tratar de ir siempre a mejor. A mí me encanta y me siento plenamente identificado. Por cierto, una idea similar ofrece la película "Gattaca", pero de eso escribiré otro día.


AL OTRO LADO DEL RÍO
Clavo mi remo en el agua
Llevo tu remo en el mío
Creo que he visto una luz al otro lado del río

El día le irá pudiendo poco a poco al frío
Creo que he visto una luz al otro lado del río

Sobre todo creo que no todo está perdido
Tanta lágrima, tanta lágrima y yo, soy un vaso vacío

Oigo una voz que me llama casi un suspiro
Rema, rema, rema-a Rema, rema, rema-a

En esta orilla del mundo lo que no es presa es baldío
Creo que he visto una luz al otro lado del río

Yo muy serio voy remando muy adentro sonrío
Creo que he visto una luz al otro lado del río

Sobre todo creo que no todo está perdido
Tanta lágrima, tanta lágrima y yo, soy un vaso vacío

Oigo una voz que me llama casi un suspiro
Rema, rema, rema-a Rema, rema, rema-a

Clavo mi remo en el agua
Llevo tu remo en el mío
Creo que he visto una luz al otro lado del río

martes, julio 11, 2006

Primavera del 87

Uno de los grupos que más escucho actualmente es La Fuga. Es un grupo muy recomendable, y hoy vengo a poner una canción suya. Se titula "Primavera del 87" (la podéis encontrar en los álbumes "Mira" y "Un juguete por Navidad") y si queréis saber la historia, he puesto un link a una página en que lo explica todo.
La Fuga se formó en Reinosa, pequeña ciudad industrial del sur de Cantabria, de ahí que el tema les toque de lleno.

La revuelta de Reinosa en 1987



Fue un día gris, alguien cayó,
Trajes con galones ahora vienen a por ti
Vaya vergüenza, maderos aquí
En un pueblo noble que sólo quiere vivir
Todos unidos para defender nuestros trabajos
O no habrá nada que comer
Corazones en vilo, se apaga tu ilusión
Silencio en las calles, Reinosa lloró
¡Corre, defiende tu pan!
Hoy te lo quieren quitar
¡Lucha por tu libertad!
La que tanto te enseñaron amar

Sangre de trabajadores cobrando una venganza
Un cuerpo está en la acera, la muerte la amenaza
Mientras ellos, en sus despachos, borrachos de poder
Se lavan las manos y ensucian la verdad
Hoy tu, once años después,
Son casi las seis, paso lento, vas a trabajar
La nieve casi no te deja ver la fábrica al pasar
Y aprietas los dientes porque sabes la verdad,
Sabes que tu amigo ya no está, ahora quien va a llorar,
Ahora quien va a llorar



(Por cierto, yo nací en la Primavera del 87... )

lunes, julio 10, 2006

Italia toca el cielo

Italia gana el Mundial de Alemania en los penaltis frente a Francia (5-3). Después de empatar a 1 durante los 90 minutos iniciales y los 30 de la prórroga, el fallo de Trezeguet condena a Francia a la derrota.

Zidane, un niñato. Parece mentira que un jugador de su veteranía y categoría se despida del fútbol siendo expulsado por una agresión. Se retira un grande del fútbol, pero se va por la puerta trasera. El peor final posible...

Yo iba con Italia. Después de caer España y Argentina, por simpatía, mis ánimos estaban con Italia. Me gusta el carácter ganador de jugadores como Cannavaro o Grosso, que se entregan al 110%.

Italia se apunta su cuarto mundial, y se sitúa a uno de Brasil.

sábado, julio 08, 2006

Las dos caras de la moneda

Estoy harto del Papa. Harto de que se tenga paralizar la ciudad. Harto del derroche de dinero que sale de los impuestos de cada ciudadano. Harto de tener que aguantar a la parejita Barberá - Camps. Y sobre todo, harto de que pasen cosas como la tragedia del Metro. Me he enterado que han asfaltado todas las calles por las que va a pasar el Papa. Para eso sí hay dinero. Pero para invertir en transporte público no. Es que no son más importantes las vidas de los 42 (hasta ahora) muertos y otros tantos heridos? Acaso es más importante eso que llaman "Encuentro de familias" o algo así? Y la Copa América? Cualquier ciudadano de a pie va a ganar algo con la Copa América? Me parece que no. Con suerte, si no les pasa nada en el Metro o cualquier otro incidente, llegarán vivos, que visto lo visto, no es poco. Pero me parece que esto no va a cambiar. Es así de triste. Además de esto, resulta que los perpetradores de toda la comedieta esta del Papa sugieren a las mujeres que estén a punto de parir que se vayan de la "zona Papa". Es decir, que si usted está a punto de parir, váyase de casa, porque a lo mejor se pone de parto y no le abrimos paso para ir al hospital. Como están cortadas todas las calles... No hay vergüenza. Más aún, con la visita del Papa, de nuevo las autoridades perpetradoras de este teatrillo, se han encargado de "sugerir" unas donaciones "voluntarias" de 15€ por joven y 35€ por adulto. Debe de ser que la Iglesia está pobre. Ya me di cuenta yo cuando estuve en Roma, que en la visita al Vaticano pude ver la "gran miseria" en la que viven. De todas maneras, ya se sabe con la Iglesia: "Haced lo que yo diga y no lo que yo haga". Llevan rigiéndose así toda la vida. En fin, que esto es lo que hay. Y me jode.

viernes, julio 07, 2006

Roberto Baggio

Desde que empecé a ver fútbol por la tele, cuando tenía seis o siete años, siempre me he fijado en los artistas. A mí, por encima de todo, me gustaban y me gustan los jugadores elegantes, con clase y con buen toque de balón. Uno de los primeros que descubrí fue a Roberto Baggio. Tristemente, mis primeros recuerdos están asociados al Italia-España del Mundial'94. En aquel partido, con 1-1 en el marcador, Julio Salinas tuvo una ocasión clara de gol para rematar a Italia en el minuto 87, pero falló. A continuación, Italia trenza una jugada que acaba con el balón en los pies de Baggio. Éste, con suprema elegancia, encara a Zubizarreta, lo regatea y marca a puerta vacía. Italia gana y se clasifica. En la final de ese mismo Mundial, Italia pierde por penaltis ante Brasil. El penalti decisivo que da el título a Brasil lo falla Roberto Baggio. Hasta los más grandes cometen algún error.

Baggio es un jugador de los que en Italia se conoce como "fantasistas". Un '10', un artista del balón. 'Roby' Baggio desarrolló toda su carrera en Italia, llegando a jugar en los tres grandes (Milán, Inter y Juventus). En 1993, militando en la Juventus de Turín, fue considerado mejor jugador de Europa y del mundo. En 1990 había debutado con la selección azzurra contra la extinta Checoslovaquia, marcando un maravilloso gol que le convirtió en el niño mimado de la afición italiana.

Desde aquí, un aplauso para uno de los más grandes de todos los tiempos.

jueves, julio 06, 2006

Something


Los Beatles siempre fueron increíbles. Lo siguen siendo. La genialidad para componer de la pareja Lennon - McCartney ha sido fundamental para que los Beatles sean eternos. Pero hay una canción básica en la discografía beatleana que no lleva su firma. George Harrison escribió la maravillosa balada "Something". Está dedicada a la que fue su mujer, Patty Boyd, posteriormente casada con Eric Clapton.
Cuanto más la escucho, más grande me resulta...


Something in the way she moves
Attracts me like no other lover
Something in the way she woos me
I don't want to leave her now
You know I believe her now
Somewhere in her smile she knows
That I don't need no other lover
Something in her style that shows me
Don't want to leave her now
You know I believe her now
You're asking me will my love grow
I don't know, I don't know
You stick around now it may show
I don't know, I don't know
Something in the way she knows
And all I have to do is think of her
Something in the things she shows me
Don't want to leave her now
You know I believe her now.


Algo es su manera de moverse
Me atrae como ninguna otra amante
Algo en su manera de cortejarme
No quiero dejarla ahora
Ahora creo y de qué manera
En alguna parte de su sonrisa ella sabe
Que no necesito otra amante
Algo en su estilo me dice
Que no quiero dejarla ahora
Ahora creo y de qué manera
Me preguntas si mi amor crecerá
No lo sé, no lo sé
No te alejes y quizá lo veas
No lo sé, no lo sé
Algo en su manera de saber
Y sólo tengo que pensar en ella
Algo en las cosas que me enseña
No quiero dejarla ahora
Ahora creo y de qué manera.

La importancia de las cosas


- Sólo hay una cosa que me jode.
- El qué?
- Que no sepas nada de mí. Sólo sabes que me llamo Nuria y que follo bien.
- Son dos cosas muy importantes.


Abre los ojos, de Alejandro Amenábar (1999)

miércoles, julio 05, 2006

Empezando

Estamos de estreno. Nuevo blog. Nuevo proyecto de vida. Bienvenidos.